Qué pueden hacer los robots por tu negocio

Si bien el mundo de la robótica todavía puede parecer distante y extraño, los líderes empresariales harían bien en explorar cómo pueden contribuir al éxito de la organización.

Imagem em destaque

Los robots ya no son sólo algo que se ve en películas y programas de televisión de ciencia ficción. Están presentes en hogares y empresas y serán más frecuentes en 2022 y más allá. Si bien el mundo de la robótica todavía puede parecer futurista y desconocido, los líderes empresariales harían bien en explorar cómo pueden contribuir al éxito de la organización.

La combinación de velocidad y precisión con la que pueden operar los robots permite a las empresas que los utilizan reducir su tasa de error y aumentar la eficiencia, lo que se traduce en el desarrollo de productos de mayor calidad, menor necesidad de control de calidad, menores costos, mayor rentabilidad y mayor lealtad del cliente. En las siguientes secciones, analizamos otras formas en que los robots pueden ayudar a las empresas.

Aceptar trabajos que los humanos no quieren

Los robots a menudo pueden asumir tareas repetitivas o aburridas, dejando a los humanos realizar trabajos más gratificantes, como la elaboración de estrategias de alto nivel. La cantidad de tareas que los robots pueden realizar es casi ilimitada, incluida la construcción de automóviles y otras máquinas, el ensamblaje y envío de productos desde almacenes, el levantamiento de pesas y el trabajo con productos químicos peligrosos.

Los robots en forma de programas informáticos inteligentes (a menudo llamados bots) pueden ayudar enormemente a las empresas a mejorar el servicio al cliente y, al mismo tiempo, aliviar a los representantes de tareas repetitivas. Hay muchas oportunidades para permitir que los clientes resuelvan sus problemas automáticamente, pero la calidad de este servicio automatizado es fundamental para la lealtad del cliente. El bot adecuado puede guiar a los clientes a través de muchos procesos predecibles, como devolver un artículo o abrir una cuenta.

Mantenga seguros a los trabajadores

La pandemia de COVID-19 ha ejercido presión sobre las empresas que intentan determinar cómo mantener a los empleados a una distancia segura entre sí. Los robots son la solución perfecta en algunos casos porque reducen la necesidad de participación humana, asegurando menos personas en cada espacio. Por ejemplo, muchos procesos se pueden convertir en tareas impulsadas por robots, eliminando la necesidad de agrupar a los humanos, como en las líneas de montaje.

Más allá del espectro de un virus mortal, muchos trabajos son peligrosos en otros sentidos. Las fábricas suelen albergar máquinas pesadas, calientes, afiladas o peligrosas que pueden dañar a los humanos, pero no a los robots. Las cuadrillas en las obras de construcción están sujetas a otros tipos de peligros, incluidos los materiales de construcción pesados. Además, algunos trabajos incluyen trabajar con productos químicos o procesos peligrosos como soldadura o fundición.

Los robots se pueden programar para realizar muchas de estas tareas, reduciendo el daño potencial a los humanos. Como muestra el siguiente vídeo, la seguridad es una de las principales razones para utilizar robots.

Los robots pueden ir más allá de mantener seguros a los trabajadores, sino también mantenerlos saludables. La nanorobótica es un área emergente especializada de la robótica que se ocupa de pequeñas máquinas que pueden usarse en medicina, como atacar células cancerosas o administrar medicamentos a partes internas específicas del cuerpo.

Mejorar la flexibilidad empresarial

En un entorno empresarial altamente competitivo con muchas complejidades que evolucionan rápidamente, las empresas que tengan la capacidad de adaptarse rápidamente prosperarán. Esta agilidad incluye una comprensión profunda de las fuerzas del mercado, equipos receptivos al cambio y la tecnología adecuada. Al asumir una amplia gama de tareas, los robots son una de esas tecnologías que pueden mejorar la flexibilidad empresarial en muchas industrias.

  • Agricultura. Se pueden utilizar robots de diferentes formas, incluidos drones, para cosechar productos, cuidar plantas y, a través de sensores adjuntos, enviar información a los agricultores para determinar los niveles necesarios de agua, nutrición y pesticidas.
  • Automotor. La industria automotriz utiliza robots para el proceso de prueba y ensamblaje de productos. El montaje puede implicar soldadura, pintura, revestimiento, sellado, elevación y eliminación de material.
  • Educación. Como en otras áreas, los robots pueden realizar tareas repetitivas, como la adquisición de vocabulario. También pueden ayudar a los estudiantes con necesidades especiales, incluso aquellos que de otro modo no podrían participar en muchas actividades del aula.
  • Asistencia médica. Los robots están ayudando en cirugías que requieren gran precisión y exactitud, fisioterapia después de los procedimientos y en forma de exoesqueletos para ayudar con la movilidad y recuperación del paciente.
  • Fabricación. Los robots pueden construir y ensamblar cualquier cosa, desde dulces hasta computadoras. Junto con sus homólogos humanos, pueden realizar tareas especializadas que requieren gran precisión.
  • Transporte. Se podrían incorporar robots a los vehículos, lo que daría como resultado automóviles autónomos o automóviles con algunas capacidades de conducción autónoma, como frenado automático, corrección de carril y control de crucero adaptativo.
  • Servicios de utilidad pública. Los drones, un tipo de robot, pueden ayudar a los equipos de servicios públicos después de una tormenta identificando de forma rápida y segura las áreas que necesitan reparación. Los drones también pueden ayudar con tareas de mantenimiento, como inspeccionar los paneles solares en busca de daños.

Pero ¿qué pasa con los humanos?

¿Los robots reemplazar a los humanos? Los expertos dicen que no, porque la existencia de robots en realidad crea tantos puestos de trabajo como los que elimina. Es cierto que los puestos de trabajo pueden ser en diferentes áreas. Por ejemplo, un robot en una fábrica puede reemplazar a uno o más trabajadores humanos, pero la necesidad de actualizaciones del software que ejecuta los robots crea la necesidad de más ingenieros de software. Así pues, como ocurre con otras tecnologías, el número de puestos de trabajo quizá no cambie mucho, pero su distribución sí lo hará.

Otra razón por la que el temido escenario de que los robots reemplacen por completo a los humanos es poco probable es que la necesidad de conexión humana nunca desaparecerá. Si bien los robots pueden realizar ciertas tareas en medicina, por ejemplo, no pueden brindar la compasión y la seguridad que brindan los profesionales de la salud dedicados. Asimismo, el toque humano es fundamental en áreas como la psicología, la hotelería, la educación, el entretenimiento y algunos aspectos de la atención al cliente.

El uso de robots también tiene otras desventajas, entre ellas el uso constante de electricidad, limitaciones en su programación y gastos de adquisición y mantenimiento. Todo líder empresarial debe sopesar estas desventajas con las ventajas mencionadas en las secciones anteriores. Si bien los robots son interesantes y potencialmente muy útiles, la decisión de utilizarlos debe tomarse con la misma consideración cuidadosa de las necesidades, habilidades y presupuesto de una empresa que se emplearía para cualquier otra decisión crítica.

Si le gustó este artículo, consulte uno de nuestros otros artículos sobre IA.

  • A medida que la IA evoluciona, también lo hacen los roles de alta dirección para los equipos de tecnología
  • La IA finalmente está teniendo su “momento iPhone”
  • Previsión de IA para empresas: ¿cómo funciona?
  • IA en la banca: transformando el panorama financiero
  • IA en la fabricación: un punto de inflexión

contenido relacionado

Regresar al blog

Deja un comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen.